Microsoft -ya todos lo sabemos- está impulsando una nueva tecnología a partir de Windows 10. Su plan tiene lógica: quiere que tantos dispositivos como se pueda usen una u otra versión de Windows 10 y que puedan los desarrolladores trabajar en un solo ecosistema que ellos llaman “universal”. Esto incluye los teléfonos inteligentes, un área en donde Microsoft no ha podido despegar como hubiese querido. Ahora parece ser que han salido con un nuevo plan: el “Surface Phone”.

La parte de la telefonía no es poca cosa, porque es uno de los nichos donde más gente tiene acceso finalmente a la tecnología. Los teléfonos inteligentes bajan cada vez más de precio y es evidente que controlar o bien, tener una buena parte de este mercado, es clave para el éxito de toda la plataforma, particularmente considerando ahora Windows 10. Windows Phone en los Lumia no parece haber tenido el éxito esperado y por ende, este giro a la plataforma móvil podría significar el verdadero éxito de todo el ecosistema Windows o quizás su peor fracaso.

Los datos de IDC (International Data Corp.), hablan que en el mercado global de los teléfonos Microsoft solamente tiene el 2.2% y para colmo, a la baja, pues el año anterior tenía el 2.6%. iOS goza de un 15.8% y Android tiene ya el 81.2%, lo que da más o menos un 97% de todo el mercado de la telefonía inteligente.

Sin embargo, Microsoft no es un jugador inexperto y tiene siempre trucos bajo la manga. Por ejemplo, su computadora Surface ha sido muy bien recibida y más aún con su modelo Surface Book. Partiendo de ahí, la iniciativa global de Microsoft es ahora imponer la plataforma Surface en su línea de teléfonos y de alguna manera, deshacerse de la poca aceptación de Windows Phone, que por la razón que sea, no termina por gustarle a mucha gente.

Aparentemente Microsoft está trabajando sobre el Surface Phone o algo similar. Chris Capossela, Jefe de la Oficina de Marketing de la empresa de la ventanas, ha dicho que el prospecto de un Surface Phone es un hecho confirmado y que están trabajando en un teléfono que será un parteaguas y que de alguna manera es el “equivalente espiritual” de su exitosa línea de productos Surface.

Capossela ha estado por cerca de 20 años en la empresa. Ha escrito algunos de los discursos de Bill Gates y está familiarizado de forma íntima con muchos de los productos así como de sus estrategias para venderlos. Es un tipo pues que está conectado verdaderamente con la tecnología alrededor de la empresa y su frase del equivalente espiritual es sin duda el inicio de algo emocionante.

Cabe decir que Microsoft quizás no tenga que hacer más que Android o iOS para tener éxito. No. Tal vez baste con mejorar ese 2.2%. No se trata de dominar cada mercado, sino el volverse relevante en el mismo. Un Surface Phone podría ¿por qué no? lograr esa meta.