Samsung Galaxy S8 – Los rumores no se ponen de acuerdo y nos siguen dejando algunas informaciones que en ocasiones nos pintan un Samsung Galaxy S8 alejado de “lo normal”, y llegan hasta un punto tal que hacen que nos preguntemos si realmente tienen sentido, es decir, si sería bueno que se acabaran cumpliendo.

Uno de los últimos dice que veremos un Galaxy S8 que además de estar diferenciado por el tamaño de pantalla (5,8 y 6,2 pulgadas) y por el SoC (Snapdragon 835 y Exynos 8895) también contará con diferentes configuraciones de RAM y capacidad de almacenamiento.

La información habla de 4 GB de LPDDR4 y 64 GB de capacidad de almacenamiento y 6 GB de RAM y 128 GB de capacidad de almacenamiento, números que desde luego no son nada que no hayamos visto ya en smartphones de otros fabricantes, pero eso no quiere decir por sí mismo que vaya a ser una buena idea en caso de que se cumpla.

Si Samsung decide ofrecer esa gran variedad de configuraciones diferentes el consumidor puede acabar bastante confundido. Por otro lado debemos tener claro que el uso de 6 GB de RAM en un smartphone es algo que de momento no tiene una auténtica razón de ser, y es probable que para cuando la tenga ya hayamos cambiado de terminal a otro con más RAM o el nuestro haya quedado sin soporte de actualizaciones, con todo lo que ello supone.

A nivel personal creo que el gigante coreano debería evitar introducir esa doble configuración en función de la RAM y la capacidad de almacenamiento. También creo que sería buena idea que intentara reducir al mínimo los añadidos superficiales que puedan acabar encareciendo en exceso el precio final de venta, un detalle que al final acabará siendo clave y afectará en gran medida a sus ventas.

Como siempre os invito a opinar sobre este tema en los comentarios.