Samsung Galaxy S7 – Hemos hablado mucho de lo que podría traer el Galaxy S7 y en cierta forma los cambios que se han visto en la mayoría de los rumores se nos antojan positivos, ¿pero qué mejoras debería introducir realmente Samsung en su nuevo tope de gama para mejorar la recepción que ha tenido el Galaxy S7?

Lo primero que debemos considerar es el diseño. Con el Galaxy S6 la firma surcoreana hizo un gran trabajo, tanto que creemos que debería seguir esa línea y no hacer cambios bruscos, sino más bienir puliendo poco a poco detalles e introduciendo retoques que realcen el excelente acabado premium que han conseguido.

A nivel de hardware no hay nada que objetar, el Galaxy S6 es una “central núclear” con una enorme potencia capaz de mover cualquier juego de última generación sin problemas, y que además puede presumir de tener unas cámaras de enorme calidad. En este sentido el Galaxy S7 debe seguir la misma línea, aunque haciendo especial hincapié en seguir mejorando aún más la calidad de las cámaras, ya que es uno de los aspectos que más solemos mirar al elegir un tope de gama.

Tras este repaso base entramos a nombrar los cambios importantes que Samsung debería introducir sí o sí en el Galaxy S7:

  • Resistencia a polvo y agua: una característica presente en el Galaxy S5 que deberían recuperar sin duda, ya que supone un importante valor añadido que redondea la calidad de construcción del terminal.
  • Ranura para microSD: esencial, sobre todo tras confirmarse el soporte nativo de la misma en Android M. Permite aprovechar mejor terminales de menor capacidad y aumenta mucho sus posibilidades, sobre todo si disfrutamos de contenidos multimedia, juegos o hacemos muchos vídeos y fotos.
  • Batería extraíble y mayor autonomía: otro punto importante. La posibilidad de cambiar fácilmente una batería defectuosa o agotada es un plus que mira mucho el usuario. Tampoco estaría nada mal una mayor capacidad que contribuya a hacer que podamos llegar a un día completo de uso “medianamente intenso”.
  • Cambios en el software: el gigante coreano necesita pulir TouchWiz, y tiene que hacerlo ya. No es normal que un terminal como el Galaxy S6 no sea capaz de conseguir una experiencia de uso absolutamente fluida, y la culpa la tiene la capa de personalización de Samsung. Un Galaxy S7 con un software más ligero y fluido sería una maravilla, y ya de paso con menos bloatware.

Estas son nuestras ideas para que la firma surcoreana plante en el mercado un Galaxy S7 atractivo y capaz de volver a esa grandeza que mostraba en años pasados, pero y vosotros, ¿qué consejos le daríais a Samsung?