Samsung Galaxy S7 está trabajando en un dispositivo de realidad virtual independiente de smartphones, tipo Oculus Rift, HTC Vive o PlayStation VR.

El mercado de la realidad virtual y aumentada está en plena ebullición, y en consumo, tiene un gran campo de crecimiento especialmente en entretenimiento y juegos.

Samsung ya está presente en este segmento. El próximo viernes comercializará la Gear 360, una cámara que permite grabar contenido en 360 grados y con la que Samsung pretende apuntalar su catálogo de Realidad Virtual.

También vende el Gear VR, un casco de realidad virtual desarrollado de forma conjunta con Oculus, que vende a buen precio pero que necesita usar obligatoriamente uno de sus smartphones Galaxy de gama alta.

El próximo paso es un casco VR independiente de smartphones, más avanzado en capacidades pero -obviamente- mucho más caro“Estamos trabajando en dispositivos de realidad virtual inalámbricos y dedicados, que no necesariamente tendrán que trabajar con un teléfono móvil”,anunció el responsable de I+D de Samsung.

El ejecutivo dio a entender que Samsung lleva tiempo desarrollando este tipo de dispositivos, seguramente en paralelo con el Gear VR. No hay precio ni fecha de lanzamiento pero espéralo en cualquier momento. Y no solo Samsung. Tras la gran caída de ventas de iPhones, Apple necesita diversificar sus ingresos y es otra de las compañías de la que se espera movimientos en realidad virtual.

Samsung Galaxy S7 es un teléfono inteligente de gama alta hecho por Samsung Electronics. El dispositivo móvil fue presentado en el Mobile World congress 2016 en Barcelona, junto a su hermano el Samsung Galaxy S7 Edge. Ambos móviles son los sucesores del Galaxy S6 y del Samsung Galaxy S6 edge, respectivamente.

El Samsung Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge integran la gran novedad de la resistencia al agua (IP68)  sin que podamos apreciarlo en ningún momento ni haya que sacrificar diseño o dimensiones. El Galaxy S7 sigue siendo un modelo compacto que aprovecha muy bien las dimensiones, especialmente la versión “flat” con sus 5,1 pulgadas, increíblemente delgado, ligero y con un tacto de gran acabado.