Microsoft SQL Server – se anunciado el desarrollo de una versión del SQL Server para Linux que estará disponible en 2017. Otra muestra de la declaración: Microsoft ama a Linux. 

Largo tiempo ha pasado desde que Steve Ballmer declarara que “Linux era un cáncer”. La llegada de Satya Nadella ha cambiado enfoque y estrategia frente a sistemas operativos y plataformas rivales, anunciando una “nueva era de productividad”. Ya hemos visto como Microsoft ha llevado la suite Office y sus aplicaciones principales a todo tipo de dispositivos móviles sea iOS o Android.

También ha habido cambios en el terreno profesional. Antes de su ascenso como máximo responsable ejecutivo de Microsoft, Nadella ocupó puestos de relevancia como la vicepresidencia de la División de Negocio o la presidencia de la División de Servidores. Tras la reorganización interna‘One Microsoft’ Nadella ocupó el puesto de vicepresidente y responsable de los servicios en nube de la compañía.

En poco tiempo Microsoft recomendó Ubuntu como el mejor Linux para la nube y poco después anunció el soporte preferente en Azure de Red Hat Enteprise Linux. Por supuesto la promoción no es gratuita. Microsoft es una empresa cotizada que se debe a sus accionistas y el objetivo central es hacer negocio, en este caso para Windows Azure, la plataforma en nube bajo software como servicio que ofrece alojamiento de aplicaciones y almacenamiento no relacional.

Una plataforma fundamental para Microsoft cuyos ingresos avanzan mes a mes de manera destacada, aunque sea alojando sistemas como Linux que hasta hace poco eran “enemigos irreconciliables”.

La llegada del gestor de bases de datos relacionales SQL Server a Linux es otro paso más y por descontado, un ataque a la yugular de Oracle. SQL Server para Linux seguirá siendo privativo, pero no cabe duda que es un paso adelante de Microsoft en su nueva estrategia impulsada por Nadella. ¡Microsoft ama a Linux!