El LG G5  es uno de los terminales más esperados del momento, podría venir equipado con una pantalla tipo “siempre encendida”, lo que implica que la misma nunca se apagaría por completo.

¿Para qué serviría esto? Pues permitiría mostrar una serie de elementos básicos, como la hora y algunas notificaciones, pero lo haría de una forma sencilla para no comprometer la autonomía del terminal, de manera que podrían optar por una pantalla secundaria en tinta electrónica o por utilizar la pantalla principal pero con iconos monocromos muy simplificados.

Desde luego tiene más sentido la primera posibilidad, aunque no hay nada oficial así que no nos queda otra que esperar y ver con qué nos sorprende la compañía surcoreana en el evento oficial del próximo 21 de febrero.

A nivel de hardware os recordamos que el LG G5 contaría con las siguientes especificaciones:

  • Pantalla de 5,6 pulgadas con resolución 2K.
  • SoC Snapdragon 820 con CPU de cuatro núcleos, dividida en dos módulos.
  • GPU Adreno 530.
  • 4 GB de RAM.
  • 64 GB de almacenamiento ampliable hasta 200 GB.
  • Cámara dual de 20 MP, frontal de 8 MP.
  • Conector USB Type-C, Wi-Fi AC.
  • Android M como sistema operativo.
  • Precio aproximado de entre 500 y 600 dólares.