HTC 10 Lifestyle es una variante recortada del HTC 10, actual tope de gama de la compañía taiwanesa, un terminal que como sabemos no lo está haciendo nada bien y que finalmente no ha sido el revulsivo que necesitaban.

Se veía venir, sobre todo por la falta de innovación y su floja relación calidad-precio, pero lo que no nos imaginábamos es que la variante Lifestyle iba a salir de los mercados emergentes a los que estaba destinado, y mucho menos que llegaría a Europa con una diferencia de precio tan mínimafrente al HTC 10.

Os ponemos en situación, estas son las especificaciones del HTC 10:

  • Pantalla de 5,2 pulgadas con resolución 2K.
  • SoC Snapdragon 820.
  • 4 GB de RAM.
  • Cámaras de 12 MP (UltraPixel) y 5 MP.
  • 32 GB/64 GB de almacenamiento ampliable.
  • Batería de 3.000 mAh con recarga rápida Quick Charge 3.0.
  • Android M.

Bien, el Lifestyle es idéntico en todo salvo en el SoC y la RAM, ya que monta un Snapdragon 652 y 3 GB, dos detalles que ya lo desplazan de tope de gama a gama alta.

Hasta aquí nada anormal, podría ser una buena opción si el precio acompaña, pero el problema es que HTC ve normal ponerle un precio de 679 euros a la versión libre, es decir, 44 euros menos de lo que cuesta un HTC 10, al menos oficialmente.

Teniendo en cuenta que un Galaxy S7 se puede conseguir libre por unos 550 euros sin mucho esfuerzo y que un OnePlus 3 cuesta 399 euros la conclusión que podemos sacar es clara, el HTC 10 Lifestyle tiene una mala relación calidad-precio.

Pero eso no es todo, es que hasta podemos conseguir un iPhone 6s por ese precio, ejemplo que utilizamos para que os hagáis una idea de lo exagerado que resulta el coste del HTC 10 Lifestyle.

Desde luego la firma taiwanesa debería reconsiderar su política de precios y ajustarla de una manera más realista y acorde al estado actual del sector, sobre todo si quiere tener alguna oportunidad de mejorar su posición en el mercado smartphone.