Google ha confirmado en su informe de transparencia anual que durante 2016 recibió más de 1.000 millones de peticiones para la retirada de enlaces en su buscador, debido a que éstos llevaban a contenidos protegidos.

Si comparamos con periodos anteriores vemos que prácticamente se ha doblado el número de peticiones en una relación año sobre año, ya que en 2015 se registraron 555.860.089 peticiones y en 2016 han sido exactamente 1.074.273.984.

Esto evidencia que la lucha contra la piratería no sólo sigue su curso sino que además se está llevando a un nuevo nivel, en el que las principales compañías parecen tener “patrullas” controlando los resultados que muestra Google en sus búsquedas para poder identificar violaciones de derechos de autor.

¿Y cuántas de esas peticiones se acabaron cumpliendo?

Es una buena pregunta, ya que como sabemos una petición de este tipo no supone una retirada de enlace garantizada, sino que tiene que pasar un filtro por parte de Google.

Según los datos oficiales que ha publicado la firma del pequeño androide se retiraron más de 914 millones de enlaces, lo que nos deja una proporción de casi el noventa por ciento.

google-enlaces

Números interesantes que evidencian una vez más lo que ya anticipamos anteriormente, una intensificación de la lucha contra la piratería, pero además hay otra cosa que debemos tener en cuenta, y es que no sólo se han recibido y aceptado una mayor cantidad de solicitudes de retirada de enlaces, sino que también se han visto afectados un mayor número de dominios web.

Siguiendo con esos datos oficiales los más de mil millones de enlaces retirados se reparten entre unas 352.000 páginas web, cifra que también supera de largo las registradas en años anteriores.

Imaginamos que en 2017 la tendencia será la misma y que de nuevo se producirá un crecimiento en las solicitudes de retirada de enlaces a contenidos protegidos.