Si miramos detenidamente los últimos proyectos de hardware del gigante de Mountain View no podemos evitar preguntarnos cuál ha sido el problema de Google Glass, sus conocidas gafas inteligentes que pasaron de estar en el candelero a quedar poco a poco en un olvido que llegó a hacernos pensar en su posible cancelación.

Finalmente la propia Google confirmó que no, que Google Glass no habían sido canceladas, aunque las mismas han pasado a situarse en el ámbito profesional y han recibido importantes cambios tanto a nivel de diseño como de hardware, algo sobre lo que ya nos ha hablado nuestro compañero Juan en este artículo.

Sin embargo hay una cosa pendiente, y es descubrir cuál era ese gran problema de Google Glass y si ha quedado resuelto con este nuevo rediseño. Cuando llegaron las gafas inteligentes de Google su cámara frontal y la imposibilidad de saber si el usuario estaba tomando imágenes con ella causó un gran revuelo, tanto que podemos decir que acabó convirtiéndose en su gran talón de Aquiles.

Ese detalle ha sido el mayor problema que han arrastrado, y de hecho no sólo les ha costado prohibiciones en determinados lugares sino que también ha motivado enfrentamientos para desgracia de aquellos que las han llevado puestas.

Pues bien, finalmente el mismo ha sido resuelto, ya que las nuevas Google Glass de segunda generación cuentan con una luz que indicará cuándo se encuentra activa la cámara y cuándo no, de manera que sabremos si nos están intentando hacer una imagen o un vídeo sin nuestro consentimiento.

Sí, no es una solución perfecta, pero para las personas más racionales y acostumbradas a la tecnología debería ser suficiente.