La acumulación del polvo y partículas en su superficie podría afectar al funcionamiento del vehículo.

El rover Curiosity sigue con su programa de exploración en el vecino planeta rojo. Hasta el momento sus más grandes descubrimientos han sido relativos a la confirmación de existencia de agua en Marte, pero también le ha dado tiempo para imponer algunas nuevas marcas, como el hecho de tomarse una selfie y compartirla con el mundo.

De acuerdo con un reporte de Phys.org el pasado 19 de diciembre el rover Curiosity habría utilizado su cámara panorámica integrada para realizar un amplio autorretrato, casi a modo de postal navideña, documentando su actual emplazamiento por la duna Namib,  capturando parte de su estructura con el Monte Sharp de fondo.

Esta galería de imágenes representa un hecho trascendente, ya que sería la primera serie de autorretratos tomados por el Curiosity utilizando su cámara a color de Alta Definición Mastcam; en sus recorridos anteriores sólo había usado sus cámaras MAHLI y NavCam, a menor resolución e incluso en blanco y negro.

Ahora, con la Mastcam podemos ver con total claridad cómo lucen las instalaciones del rover sobre la superficie del planeta, comprobando para nuestra sorpresa que en realidad el paisaje se asemeja bastante a lo que vimos en la película de The Martian, luciendo casi habitable, como un desierto de la Tierra.

Cabe destacar que esta serie de selfies no fueron tomadas por mero ocio, ya que en realidad se realizaron para  conocer el estado de la cubierta del Curiosity sobre este terreno de dunas, donde  la acumulación del polvo y partículas podría afectar al funcionamiento del vehículo si no se cuida periódicamente.