Amazon ha entrado oficialmente en el mercado de los semiconductores con la noticia de que ya está vendiendo su propia marca de chips basados en ARM a los fabricantes. Varias compañías tecnológicas estadounidenses se hicieron transatlánticas en más de una ocasión el año pasado en su búsqueda por la innovación, pero uno de los casos más curiosos fue cuando Amazon se dirigió a Israel y se hizo con los laboratorios de Annapurna por 350 millones de dólares.

Dicho startup fue fundado en 2011, aunque sus operaciones estuvieron en la sombra durante los años posteriores, aunque según los informes, Annapurna estuvo trabajando en chips basados en ARM de gama media para centros de datos que transmiten más información y utilizan menos energía, según los informes. También se observó en aquel momento que Amazon planeaba alejarse de los chips de Intel para optar por los de menor consumo de energía de ARM. Y hacer sus propios chips, en última instancia, conduciría a un ahorro significativo a largo plazo.

Pero hoy, ahora tenemos una imagen más clara de lo que Amazon tiene planeado para su nueva línea de negocios, ya que los primeros resultados de la compra de Annapurna ya han sido revelados. Se trata de una línea de productos llamada Alpine, que servirá como base para los servicios digitales de última generación para el hogar conectado.

Lo que esto significa es que Amazon venderá chips semiconductores de 32 y 64 bits con arquitectura ARM a fabricantes de equipos, entre los que se incluyen routers Wi-Fi, dispositivos para streaming, gateways para el hogar y productos de almacenamiento, así como a proveedores de servicios.

Lo anterior aún no significa una preocupación para Intel, ya que los chips ARM aún no han hecho incursiones significativas en el mercado de servidores, en el cual se podría decir que Intel es el líder. Además, es importante resaltar que los procesadores de Annapurna están actualmente compitiendo por otros mercados, que en general implican a dispositivos de bajo consumo energético, incluidos los de algunas compañías como Asus, Synology y Netgear.